gototopgototop
 
 

Why Malintzin? / ¿Por qué Malintzin?

Malintzin, (also known as Malinche) was the interpreter of Hernán Cortés, the Spanish conquistador of what now is Mexico. Together they had a child that can be seen as the symbol that represents two different worlds and brought something new. Malintzin could be imagined as a bridge between cultures and languages, a space that invites to participation and exchange.

 Read more…

Malintzin, también conocida como La Malinche, fue la intérprete de Hernán Cortés, el conquistador español de lo que ahora es México. Tuvieron un hijo que puede ser visto como el símbolo que representa dos mundos diferentes y trae algo nuevo. Malintzin puede ser imaginada como un puente entre culturas y lenguajes, un espacio que invita a la participación y al intercambio.


 Leer más...

PDF Imprimir E-mail

Reporte del trabajo hecho con los cuidadores de Alzheimer México

De manera inicial el grupo estaba conformado por trece personas que, en su mayoría, están encargadas directamente de cuidar a pacientes, el resto participa del área de mantenimiento, limpieza, cocina y portería. En su mayoría son mujeres y las edades varían entre los 30 y 58 años de edad.

Finalmente se llevó a cabo el trabajo de grupo con el equipo de enfermeras, gericultistas, personal de limpieza y apoyo. En total asisten 7 Mujeres.

El proceso grupal es coordinado por dos facilitadoras de Malintzin Society.

Se llegó al acuerdo de que las sesiones fueran una vez por semana, los miércoles de 4:00 pm a 5:00 pm hasta completar un total de 20 sesiones con duración de una hora.

El trabajo grupal se basa en la Psicología Profunda y en el modelo de grupos de confianza que busca la creación de un espacio seguro para la expresión del alma; entendiendo como hacer alma el comprometernos con nuestra forma de llevar a cabo nuestras actividades que nos llevan a diferentes experiencias.

A través de la conversación y el modelamiento que se da dentro del proceso grupal las facilitadoras fomentan cómo la experiencia es lo que hace significativa la presencia en la vida.

La línea conductora de las sesiones recurre al ejercicio de “estar presente en el momento” atendiéndolo con respeto y cuidado al material que los participantes traen al grupo.

Gracias a la práctica de una escucha delicada, las devoluciones y las dinámicas propuestas buscan ir un paso más allá del señalamiento y la confrontación para lograr una experiencia grupal que resulte transformadora.

El objetivo en este grupo en particular ha sido lograr una integración entre los cuidadores, haciéndoles ver que cada uno de ellos es importante de igual forma, pues si uno no está brindando apoyo al colaborar con su parte que le corresponde, los demás se ven afectados.

La propuesta es que a través de la integración grupal, cada miembro después pueda diferenciarse.

El grupo ha tenido múltiples cambios conforme se ha avanzado en el trabajo; algunos de estos cambios fueron del encuadre: de una propuesta inicial para trabajar dos horas, se redujo a una hora. El número de asistentes también se redujo ya que sus actividades más intensas coincidían con la hora acordada para las sesiones (las sesiones se llevaban a cabo los miércoles a las 16 hrs. y es a partir de esta hora y la siguiente, que el personal de la institución se encarga de facilitar la salida de los pacientes).

Debido a las cancelaciones inesperadas, la fecha de término del proceso grupal se extendió hasta febrero del 2012.

En cuanto a los cambios en la dinámica grupal, se ha observado que el grupo transitó desde una reserva a compartir verbalmente hasta tener una participación más activa.

Considerando que los participantes conviven más allá de la hora de sesión grupal, ha sido importante asegurar un ambiente de confidencialidad y respeto que invite a, gradualmente, tocar temas que aunque estén implícitos no se hablan fácilmente.

Es común en este tipo de circunstancias, que el grupo mantenga durante la sesión, roles, acuerdos y alianzas que los rigen fuera de la misma, y que haya un temor y resistencias a moverse fuera del ámbito que aunque pueda ser incómodo, resulta conocido.

Las relaciones ya establecidas, prioridades y jerarquías tácitas entre los miembros del equipo de trabajo, mantienen un espacio seguro de complicidad y compañerismo ante las presiones de la labor misma y de lo propio de cada institución.

Cuando uno de los miembros de un grupo -ya establecido y acostumbrado a las dinámicas ya conocidas- se vuelve portavoz del malestar o delata algo que amenaza al grupo (porque evidencia lo latente o porque toca dolores propios), éste suele reaccionar negando lo que se presenta, aconsejándolo para que se sienta mejor o criticándolo.

Por ello, un trabajo grupal encaminado a una mayor integración entre participantes que interactúan fuera de la hora de sesión, se vuelve complejo y sutil. Durante este delicado proceso, algunos de los participantes optan por no asistir más a las sesiones de grupo.

Esto último sucedió con este grupo en particular. No obstante, entre los participantes que continuaron algunos de ellos terminaron por aceptar la dificultad que tienen para hablar de ellos mismos en vez de aconsejar y/o de hablar del otro o generalizar; esta fue una práctica que se modificó en gran medida.

También se empezó a observar una mayor diferenciación, pues de inicialmente sentarse en pares o siempre la misma persona junto a la otra, pasaron a no requerir del confort que esta distribución les ofrecía.

En lo que respecta a la dinámica entre ellas, se mantuvieron los largos silencios al inicio de cada sesión y las miradas discretas entre ellas mientras alguien más participaba; sin embargo durante las últimas sesiones, resaltó la participación de algunas participantes que tomaban la iniciativa y, aún cuando participaban tímidamente, al dar el paso a iniciar la participación, las conversaciones grupales se desencadenaban.

La dinámica con las facilitadoras también encontró una nueva forma; se suavizó el recelo inicial, lo cual es patente en las bromas con las que actualmente reciben a las terapeutas. El mismo grupo ha expresado que lo hace porque ya las conocen y porque “sentían confianza para hacerlo”. En algún momento las bromas y las risas en su respuesta dejaban entrever la costumbre del grupo a “ponerse de acuerdo” o a “estar igual todas”.

Temas y dinámicas abordadas dentro del grupo

Lo que más ha resaltado es una convergencia en que la demanda de pacientes en la clínica es tan grande, que terminan estresadas.

También se ha encontrado que los problemas personales influyen para que la relación entre las compañeras de trabajo sea percibida como hostil.

Otra dinámica que resalta es que la rutina se ha vuelto parte de sus vidas, en lugar de tomarla como algo que da estructura a su vida.

Sin que hubiera una intención o planeación previa, una de las tareas llevadas a cabo, ha sido una especie de la diferenciación entre cada una de las participantes; pese a que las facilitadoras hacen intervenciones para matizar ésta tendencia, el grupo parece no darle mayor importancia.

Al mismo tiempo, la tarea de las facilitadoras ha sido modelar con sus intervenciones, la práctica de “hablar de la experiencia propia” sin utilizar el comentario del otro para opinar, emitiendo un juicio que corta la continuidad del intercambio.

En las últimas sesiones, se ha modelado una participación más pausada lo que ha facilitado un dialogo con las participantes, más reflexivo y en sintonía con el momento. Inclusive llegan a interrumpirse a sí mismas para comenzar su intervención de nuevo –y con notable esfuerzo- “hablando desde la propia experiencia” o haciendo un esfuerzo por no dar una opinión y, en ocasiones, optar por el silencio en vez de hacer una broma o un gesto en respuesta al otro.

Otro cambio notable es que el grupo ha ofrecido el espacio para que las asistentes se percaten de cómo son en otros aspectos, más allá de los laborales, lo cual ha contribuido a entenderse más entre sí.

Aún hay trabajo por hacer ya que es un grupo donde les cuesta trabajo manifestar las emociones, incluso hablar de ellas, por lo que habrá que continuar haciendo hincapié en la integración grupal.



 

 
 

Sponsors / Patrocinadores



Institute for Cultural Change Inner evolution, outer change / Evolución interna, cambio externo


Pacifica Graduate Institute
School offering masters and doctoral degrees in Depth Psychology / Instituto de postgrados en Psicología Profunda

Events / Eventos

Imaginando a James Hillman (1926-2011): El desafío de las ideas.


¿Quién es para ti James Hillman ? Sembrador de ideas, contestatario, maestro…

Revolucionarias, intrigantes, absurdas… ¿cómo definirías las propuestas de Hillman?

Te invitamos a dialogar, debatir, y discutir algunas de sus ideas más radicales